My Blog

Enseñanzas que está dejando el coronavirus en las pymes

by esteban_alassia on 3 mayo, 2020 No comments

Por Martín Yechua. Publicado en Somos Pymes

Hace un año desde ADIRAS (Asociación de Directorios Asociados) invitamos a Martín Castelli, presidente y cofundador de Blue Star Group (BSG-Todo Moda e Isadora) a brindar una charla contando cómo fueron los inicios de la empresa.

Hoy BSG es la tercera empresa más grande del mundo del rubro bijouterie y accesorios de moda, y es argentina. Tiene presencia en más de 15 países, posee más de 800 tiendas propias, y no tiene una sola franquicia.

El impacto es tan grande que las decisiones que toman sus directivos impactan en forma directa en más de 30.000 familias. Lo que mucha gente tampoco sabe es que tienen dos plantas en Argentina y fabrican gran parte de sus productos localmente.

Castelli ahora tiene 42 años y cuando “refundó” la empresa junto con su hermana y padre tenía tan solo 18. Todo Moda empezó con la idea de su padre de abrir una tienda minorista.

Luego él, su hermana y su padre armaron en una servilleta un modelo de lo que en ese momento serían los pilares para llegar a donde están ahora.

Castelli se dedicaría a trabajar en los sistemas, procesos y equipos. La hermana, con el foco en producto y el padre, en la optimización de los costos y en el arte de negociar.

Una de las cosas que se dio cuenta Castelli, cuando estaba en el subsuelo de un local del barrio de Balvanera donde trabajaba, es que si no tenía información e indicadores para decidir, el modelo y la empresa que soñaban no era tan fácil de escalar, replicar y sostener en el tiempo.

También se dio cuenta que si de entrada no armaba un equipo sólido, los procesos y los sistemas tampoco servirían de nada.

Convocó a un amigo de la infancia, Leandro Caldora (actual CEO de la empresa) a que se sumara, afrontando un desafío más allá de un sueldo, que en ese momento representaba el 30% de lo que él podía ganar en otro lugar.

Buscó sistemas de gestión enlatados para lo que él tenía en mente y no los encontró, por lo que decidió programarlo él mismo. Tomó clases, leyó manuales y por las noches se dedicaba a armar un sistema de gestión que luego sería el pilar de la compañía por muchos años.

En la primera tienda él estaba en la caja, su hermana reponía la mercadería y hacían las entregas en un jeep del año 80.

Esta introducción sirve para comentar por qué profesionalizar una empresa desde sus inicios genera un diferencial claro y, que ante una pandemia con estas características con consecuencias de todo tipo, pueda levantarse más rápido que el resto.

¿Está afectando a la empresa esta crisis a los directivos que toman decisiones? Obviamente que sí, como a todos, a nivel personal y al negocio, ya que escapa a un rubro, a un país o región.

Seguramente tendrán que tomar decisiones drásticas que no quieren tomar, replantearse, reinventarse, decidir el futuro de mucha gente, pero a la hora de volver a empezar estará mejor preparada que la media, no solo de su sector, sino de la mayoría de la economía.

Gracias a haber pensado desde en un primer momento en un modelo, tener un objetivo claro, poner en la mesa cosas que no se negocian como procesos, sistemas, conformar el equipo y poner todos estos elementos como pilares prioritarios; su directorio y gerentes podrán en cada caso buscar alternativas con información clara, objetiva y consolidada de su negocio y plantear alternativas para que su empresa en algún momento vuelva a funcionar.

Además de las razones de índole personal de sus directivos y entendiendo la gravedad del problema de la pandemia desde un inicio, puede suponerse por qué rápidamente BSG decidió cerrar sus tiendas en Argentina y en los países afectados.

De este modo, generaron cierto apoyo al presidente de la Nación, tomando esta decisión de manera temprana, incluso en contra de los intereses de algunos sectores, que en un primer momento no comprendían la gravedad del tema, asumiendo luego el costo económico y político.

Ahora, que como dueños de PYMES podemos salir del shock inicial, tenemos que aprender de empresarios como estos, que además de pensar en el bien común, entendieron desde sus inicios los pilares que se necesitan a la hora de armar una empresa y brindar trabajo de calidad en todo el mundo.

 

Martín Yechua es el director ejecutivo de la Asociación de Directorios Asociados (ADIRAS)

esteban_alassiaEnseñanzas que está dejando el coronavirus en las pymes

Join the conversation