My Blog

Adiras en los medios. Covid 2019: ¿30 de junio de 2020?

by esteban_alassia on 3 mayo, 2020 No comments

Por Guillermo Rodriguez. Mientras la psicosis social de apodera de nuestros pensamientos, el debate se reduce a la elección entre salud o economía. Pero: ¿Qué nos depara a nivel sujetos sociales? Despierta!! Eres Conciencia Estúpido!!!

Si te comportas como un líder empresarial o empelado de una empresa, si te has formado en la Universidad de la calle o te han otorgado un título que describe la información, el conocimiento o el aprendizaje obtenido; aunque te consideres dueño, CEO o responsable último, puede que el título de esta nota resulte excesivamente provocador.

Sin embargo, porque elijo ponerme en tus zapatos y creo imaginar cómo has vivido o experimentado la incertidumbre, el dolor, el sufrimiento, la pena, el derrumbe y también la cercanía, la amistad, la familia, el reconocimiento, la colaboración, el coraje, la unión, es que me animo a compartirme. A comentar contigo lo íntimo, lo que nos cuesta poner en palabras pero sabemos.

Y entonces te digo:

Hace ya una eternidad alguien dijo “Es la Economía Estúpido!!” y quizás te ayude el paralelismo metafórico que utilizo para sostenernos mutuamente mientras avanzamos ¿Hacia dónde? Busco que indaguemos en el contenido o metamensaje (lo que está más allá del mensaje) del título presentado.

Si lo relees o si te detienes un instante verás dos movimientos, el primero: Despierta!! puede interpretarse como “orden, llamado imperioso, súplica, sugerencia , deseo, anhelo o expectativa ” es un intento de contar con tu atención, evitar que te distraigas.

El segundo, en cambio -“Eres Conciencia Estúpido!!”- es una afirmación y para validarla se requiere fundamento. Es mucho más fácil si alguien dice: “Eres consciente? Me estas pisando!!!”. Es como si dijese: Atención, cuidado!! Me estas pisando!!

Pero veamos de donde arranco. Demos vuelta la esquina y ojalá pueda responder a tu pedido que casi taladra mi cabeza: “por favor!! bajá a la realidad!!”

Entonces te cuento, mi interés es que relaciones el título con el Potencial de la Circunstancia. Dicen que en la escuela primero te enseñan un tema o lección y luego te toman una prueba, lo hacen para que aprendamos. También todos sabemos que en la vida no es así, en cada situación de vida primero aparece la prueba y si la superas aprendes la lección. Fíjate ahora como ruedo hacia otro ángulo y me enfoco en la dualidad crecimiento/desarrollo o progreso/evolución sin crear ninguna antinomia.

Desde la perspectiva que sostengo y espero que te sirva, existe una fórmula para desarrollar el Capital Personal, el Capital Humano organizacional o el Capital Social (nacional o mundial).

Ella expresa:

CP/CH/CS= (Competencias + Compromiso) x Conciencia. Ahh y te aclaro, estoy convencido que sin el uso de esta fórmula, no puede haber a largo plazo sustentabilidad humana.

Es decir, de una u otra forma los humanos desarrollamos competencias (expertise) y le sumamos compromiso acorde con el interés que despiertan las acciones que hacemos o el sustrato y la compensación que obtendremos. En otras palabras “por la banana baila el mono” expresa un antiguo refrán.

Volviendo a la fórmula, lo expresado dentro del paréntesis es condición necesaria para hacer algo bien, tanto sea esto lícito como ilícito.

Aunque parezca algo ridículo, se requieren muy buenas competencias técnicas y genéricas, más un alto grado de compromiso o convicción, para hacer algo bien hecho. Lo dicho es válido tanto sea para la puesta en funcionamiento de una fábrica de alimentos con cero contaminación, cómo para el robo de un banco o la guerra cibernética.

El camino para completar lo necesario con lo suficiente, es convertir lo que esta bien hecho, una acción eficiente, en aquello que es correcto o que corresponde a la circunstancia, es decir una acción eficaz.

Expresado de otra forma sería: transformar un hábito (hacer las cosas bien), en virtud (hacer lo que corresponde). Así el capital personal, humano o social se desarrolla de manera directa con la capacidad de practicar hábitos virtuosos o conscientes.

Como puedes apreciar es aquí donde ingresa en el escenario la dama de honor, la consciencia o el factor de multiplicación dentro de la fórmula.

¿Pero a qué llamamos conciencia? La respuesta requeriría una extensión mayor, sin embargo para que amasemos un primer acuerdo te respondo: la conciencia es la puerta que abrimos para ver. Poder ver requiere detectar lo que necesita ser visto. Si soy sujeto y puedo ver, describir, estudiar el objeto entonces puedo ser consciente de él. Una manera sencilla de notarlo en nosotros es la apertura a múltiples perspectivas, soltar los condicionamientos pasados e indagar, aprender y continuar.

La conciencia nos hace evaluar y poner sobre la mesa todos los componentes de afectación y por lo tanto somos más “conscientes de las consecuencias” de los actos. La consciencia nos interpela sobre la verdad de nosotros mismos. Sobre quienes somos. Se denomina identificación al modo en que nos aferramos a las cosas, los pensamientos o sentimientos y ella es causal de parálisis de desarrollo o mejor dicho parálisis de Evolución.

La conciencia nos conecta con la Atención Plena, retira la distracción como la Luz desplaza la oscuridad. La conciencia pone a disposición los recursos aún no manifiestos.

Aquello que a través de ti, de mi, de todos se requiere reconstruir. La consciencia es unión, y es la unión interior proyectada en la exterioridad lo que convierte los seres ordinarios en extraordinarios, o sea en Estúpidos Valiosos.

Quizás lo que experimentamos sea el modo en que se requiere Evolucionar.

Si así fuese, entonces la Conciencia que Eres encontrará Sentido y Propósito para continuar hacia la mejor versión de todos nosotros.Guillermo Rodríguez es facilitador de la Asociación de Directorios Asociados (Adiras)

esteban_alassiaAdiras en los medios. Covid 2019: ¿30 de junio de 2020?

Join the conversation