Las Pymes

En el caso de las pymes, no podemos evadirnos del contexto local, ya que sumado a la escasa profesionalización, hay un escenario de exceso de trabajo+incertidumbre que impactan en la estabilidad de las empresas y en la conformación de la agenda. ¿Qué voy a hacer hoy? Cuáles son las prioridades? Saber y poder delegar en un equipo capacitado que arroje dividendos para la empresa, es el anhelo de cualquiera de ellos. Sin embargo, si más del 60% de su agenda corresponde a temas emergentes, es un claro indicador que el N°1 se dedica a lo operativo, dejando de hacer el trabajo que su posición requiere.

¿Pero cómo hacerlo? A priori, una correcta planificación de tareas permitirá que el número uno de se vea menos como un “piloto de tormentas”, y más como un “arquitecto” que nutre con constancia los aspectos de su agenda que son vitales para el largo plazo y no susceptibles de improvisación. Pero para logra ello, la cultura pyme, que en líneas generales se basa en la toma de decisiones del dueño – que en muchos casos es también el gerente general -, requiere cada vez más soporte y respaldo profesional para asegurar la sostenibilidad de sus empresas. En ese sentido, la conformación de directorios externos que ayudan al N°1 a tomar mejores decisiones, contribuyendo con la mejora de la competitividad de las empresas y sus líderes, es una modalidad cada vez más requerida por los N°1.

En la ardua tarea de asegurar la continuidad de las organizaciones, se puede empezar por preguntarse, ¿Qué es lo que debería hacer yo hoy que es importante para la empresa, que si no lo hago nadie lo hará por mí? Es el interrogante al que cotidianamente debería dar respuesta el empresario. Fácil de preguntarse y muy difícil de responder; pero es allí donde verdaderamente agrega valor.

the_architectLas Pymes